martes , octubre 27 2020

El padre respetó una tradición clásica

Colo-Colo fue muy superior a su rival de siempre y se impuso cómodamente en una nueva edición del «Superclásico». La paternidad sigue creciendo. 

Colo-Colo hizo lo que tenía que hacer y con creces. Fue ampliamente superior a Universidad de Chile y terminó imponiéndose con solidez por 2 a 0, incrementando aún más su paternidad histórica y estirando también la larga racha invicta en el Estadio Monumental..

El comienzo del partido fue trabado, pero con un cuadro Albo que imponía el trámite ante un rival timorato que solo esperaba. Por eso, no fue sorpresa que en los 27′ Julio Barroso aprovechara con golpe de cabeza una pésima salida de Johnny Herrera para poner el 1-0. Y hasta ahí duró la expresión de lucha, porque el rival desapareció y Colo-Colo se hizo totalmente dueño del «Superclásico». El cuadro de Pablo Guede comenzó a demostrar con creces su superioridad y a crearse varias opciones, pero el segundo gol no llegó.

En el complemento, el «Cacique» fue incrementando su dominio y no demoró en ampliar las cifras. Antes del minuto, una gran jugada colectiva terminó con la anotación de Martín Rodríguez para el 2-0. De ahí en más, Colo-Colo tuvo muchísimas chances, especialmente en los pies de un muy eficiente Ramón Fernández. Fueron al menos cuatro las chances que se creó el elenco Albo, pero no se pudo.

Y así se acabó el partido. Debió ser goleada, pero lo importante es que se volvió a ganar. El Clásico 180 fue nuevamente del «Popular» y la paternidad, no para de crecer. 

Comentarios

comentarios

Revisa también

Gabriel Suazo: “El meter, correr y la garra nunca van a dejar de estar de mi parte”

El formado en casa disfruta con la camiseta de titular del equipo que ama y apunta a lo más alto en el segundo semestre. “Queremos ir por ese liderato para ganar otra estrella más”, asegura con fe.