lunes , noviembre 11 2019

Una camiseta que enamora: Históricos confiesan su amor por Colo Colo

A lo largo de nuestros 92 años de historia, varios han sido los jugadores que se colocaron la tricota del cuadro Popular, pero son pocos los que han sentido de verdad lo que significa vestir la representativa remera alba. Humberto Cruz, Lizardo Garrido, Marcelo Espina, Gonzalo Fierro y Esteban Paredes dan sus testimonios y nos cuentan qué es Colo Colo para ellos.    

El 19 de abril de 1925 quedó sellada la fundación de Colo Colo. Varios jóvenes, que semanas antes habían renunciado a Magallanes por diversos problemas, se reunían en el conocido bar “Quitapenas” para crear una nueva institución del balompié nacional. Todo esto fue liderado por David Arellano, quien propuso que este nuevo equipo debía vestir con una camiseta blanca, símbolo de pureza y pantalones negros para dar un toque de seriedad.

Sin embargo, quizás ninguno se imaginó lo trascendental que sería este equipo en la historia de nuestro país y el arrastre que alcanzaría. Este es un equipo que convoca masas, que nació grande y no piensa en otra cosa que sea ganar.

Desde aquel día nuestro club ha ganado 31 Campeonatos Nacionales, 11 Copa Chile, 1 Copa Libertadores, 1 Interamericana y 1 Recopa, y varios jugadores han defendido nuestros colores, pero en verdad son pocos quienes saben lo que es vestir esta camiseta.

Humberto Cruz, Lizardo Garrido, Marcelo Espina, Gonzalo Fierro y Esteban Paredes son solo algunos de ellos. Ante la pregunta “¿qué es Colo Colo para ti?”, la mayoría exclamó que era una pregunta que parece fácil, pero es difícil de contestar.

Ser colocolino es un sentimiento que cuesta explicar, pero estos referentes de distintas épocas del Cacique contaron lo que es para ellos esta hermosa institución en su vida.

Marcelo Espina

“Cuando llegue a Chile solo pensaba en cumplir mi contrato de cuatro años y regresar a mi país para terminar mi carrera. Pero fue tan grande la adaptación al club y a la ciudad que jamás me quise ir. Cuando me fui a España fue simplemente para cumplir un sueño de jugar en Europa, pero me fui pensando en volver.

Acá hay una mística ganadora y cuando te acostumbras, la derrota te duele con el alma, ya que jugar acá no es sencillo. Pase muchos momentos felices y otros difíciles, como la quiebra. Me siento orgulloso de haber sido parte de ese equipo que logró el título más disfrutado por la gente en años. A veces, no logro entender cómo la gente me reconoce y me quiere más que antes, realmente no lo entiendo.

Colo Colo es una parte importante de mi vida deportiva y familiar. Pasé los momentos más importantes de mi vida acá y eso se lo debo a los hinchas, dirigentes y a todos los compañeros con quienes compartí”

Gonzalo Fierro

“Colo Colo es mi casa, mi vida. Llegué a los 15 años y, desde ahí, solamente me alejé del club cuando partí a probar suerte en Brasil en 2008. Conozco esta institución por todos lados, todos los rincones del Estadio Monumental, desde las tías de la lavandería hasta el cargo más alto.

Estoy agradecido de todos los entrenadores, compañeros y dirigentes que han pasado por el club. He vivido momentos de dulce y también de agraz, como el tetracampeonato y la quiebra, donde fuimos finalmente campeones.

Acá he atesorado grandes momentos de mi carrera. Salir campeón con Colo Colo es algo muy especial y he tenido la suerte de serlo varias veces y espero conseguir varias coronas más. 

El día que me tenga que ir, voy a tener una pena grande por dejar mi casa. Lamentablemente este será un hecho que tendrá que pasar tarde o temprano. Igualmente, mi idea es seguir muchos años acá y que la gente me recuerde como lo que fui en mi etapa de jugador”.

Lizardo “Chano” Garrido

“Uno tiene un núcleo que es la familia y sin duda después viene Colo Colo. Esta institución es magia, personas, solidaridad, en realidad no se puede dimensionar todo lo que genera este escudo.

Siempre fui hincha de Colo Colo, desde la cuna, iba al estadio caminando si era necesario y me quedaba un par de horas esperando a los jugadores, me devolvía feliz a mi casa. Ya como jugador me veía en el centro de la cancha con la camiseta del club de mis amores, representando a millones de personas y ganando la única Copa Libertadores de Chile. Era el ‘Sueño del Pibe’.

Cuando jugamos la Recopa en Japón, yo era el siguiente después de Jaime Pizarro y pensaba que si perdíamos, gran parte del país estaría amargado. Somos un equipo ganador y que muve a todo un país.

El hincha de Colo Colo ama a esta institución, desde chiquitito. Yo pasaba dos días sin dormir cuando ganaba el Colo Colo del 73. A menudo, veo cómo los niños disfrutan colocarse la camiseta alba.

Soy un tipo agradecido de Colo Colo porque me dio todo, pero yo también le dí todo a Colo Colo”.

Esteban Paredes

“Al año ya tenía camiseta de Colo Colo. Hay una foto que mi papá no la puede encontrar que salgo con un año más o menos con la camiseta. Mi sueño siempre fue jugar en Colo Colo. Lo llevo en el corazón: desde niño soy colocolino y voy a morir colocolino.

Para la Copa Libertadores del 91 tenía 10 años y la vimos todos juntos en la casa. Todos éramos colocolinos y después salimos a celebrar. Para la final estaba muy nervioso. Me gustaba Jaime Pizarro, el ‘Coca’ Mendoza, Barticciotto y Rubén Martínez, me gustaba cómo definía. Eran todos cracks. Lizardo Garrido atrás era impresionante. En mi pieza tenía un póster de Colo Colo 91 y otro de Colo Colo 1989.

En ese tiempo, cuando recién empezaba, mis metas eran llegar a Colo Colo. No pensaba en ir a Europa. Quería jugar en Colo Colo. ‘Ser parte de la historia de Colo Colo’, decía yo. De a poco lo he logrado. Quería llegar acá y jugar 10, 15 años en el club. Cuando llegué aquí dije ‘tengo que jugármela, tengo que hacer goles, tengo que ser ídolo’”.

Humberto “Chita” Cruz

“Si vemos todos los clubes del fútbol chileno, Colo Colo es el que recibe a más cadetes, todos quieren colocarse la camiseta del Cacique. Recuerdo que en el barrio jugábamos bastante y el sueño de todos era uno: Jugar en Colo Colo. En mis tiempos, el dicho “Colo Colo es Chile” era verídico, antes se hablaba más del club que de la selección;  llegar a esta institución era lo máximo.

Fuimos campeones en 1963, pero hubo siete años de altibajos por problemas económicos. Yo les decía a mis compañeros ‘cuando uno no tiene nada y quiere todo se puede soñar con la gloria’.

Estar en Colo Colo es maravilloso, porque estás pendiente de hacer las cosas bien para que la gente quede contenta. Cuando ganábamos, esas personas de clase media y los que tienen poco eran los más felices del mundo por una semana.

Espero que Colo Colo sea nuevamente campeón, mientras más estrellas tengamos, mejor sería para nuestro club e historia».

Comentarios

comentarios

Revisa también

PARTIDO CON HISTORIA: Un empate con sabor a título

La tarde del 17 de noviembre de 1996 el Cacique de Gustavo Benítez necesitaba, en la penúltima fecha del torneo, una igualdad ante Audax Italiano. El 1-1 final, con gol de Fernando Vergara, coronó un año con los albos en lo más alto.