lunes , julio 15 2024

“VOLVIMOS A OTORGAR UNA IDENTIDAD DE JUEGO”

BarrosoJULIO BARROSO ES, SIN DUDA, UNO DE LOS JUGADORES MÁS DESTACADOS EN COLO-COLO. LLEGÓ A AFIRMAR LA DEFENSA Y POCO A POCO SE HA GANADO EL CARIÑO DE LA HINCHADA. POR LO MISMO, SE DIO UN TIEMPO PARA QUE EL PUEBLO COLOCOLINO LO CONOZCA UN POCO MÁS, A TRAVÉS DE ALBO CAMPEÓN.

Dejó de jugar la Copa Libertadores con su ex Club, O’Higgins porque quería probarse a niveles más altos y ser campeón con Colo-Colo. Hoy, a ocho fechas del inicio del torneo el equipo marcha primero y el objetivo se acerca cada día más, lo que tiene a Julio
Barroso disfrutando partido a partido de su desempeño como central del Cacique. Sin embargo, también enfrentó duros momentos en su tierra natal.

Comenzaste tu carrera en argentina, donde jugaste en importante equipos, uno de ellos boca juniors, ¿Cómo fue tu paso al fútbol chileno?

“Volvía de un préstamo a Boca, estuve dos años que jugué poco, del 2008 al 2010 aproximadamente. Había tenido un problema dirigencial y me mandaron a entrenar con reservas, entonces eran pocas las chances que tenía para jugar y decidí cambiar de rumbo y se dio la oportunidad de venir a Ñublense”.

¿Encontraste algunas diferencias entre el fútbol argentino y chileno cuando llegaste a nuestro país?

“En ese tiempo, en Argentina el fútbol era muy rápido, muy intenso. Acá un poco más pausado, más jugado. Allá es un poco más de contacto, pero con el tiempo se fue equiparando, Chile se volvió un torneo exigente. Justo estaba en pretemporada y me tocó venir a Ñublense y como estaba bien físicamente me incorporé rápido. Me tocó casi igual que cuando vine a Colo-Colo. Llegar, entrenar una semana y jugar”.

Y en el día a día, ¿te costó acostumbrarte al estilo de vida en Chile?

“No, no tuve problemas, yo creo que es parte de lo que hacemos. Entender que uno está en un lugar y que el progreso te puede llevar a otros lugares. Siempre pensé que donde me toque estar me tenía que acomodar rápido y jugar”.

“Todas las cosas suceden a su tiempo”

Tuviste la oportunidad de jugar Copa libertadores con O’higgins, pero preferiste venir a Colo-Colo, ¿Cuáles fueron tus principales motivaciones? 

“Un jugador siempre tiene que tener desafíos para lograr cosas. No creo en solamente jugar algo por participar. Siempre uno aspira a lo máximo, a ser campeón. Y todas las cosas suceden a su tiempo, creo que va a llegar la posibilidad de jugar la copa con Colo-Colo. Creo convencidamente que si hacemos las cosas bien y terminamos bien este torneo, jugar la copa está a mano”.

Y el cariño de la hinchada no se hizo esperar. hoy eres uno de los más apoyados por el pueblo colocolino, ¿Cómo lo sientes?

“Es asombroso en lo personal, lo vivo y lo disfruto mucho. La gente es reconocedora del trabajo. Cuando llega al estadio se da cuenta del profesionalismo del jugador, de la jerarquía, de la experiencia. El hincha al venir todo el tiempo conoce a sus jugadores. A mí me llena de orgullo que pude venir acá y comprobar que las cosas que venía haciendo iban por buen camino. Disfruto mucho saber que hoy estamos haciendo las cosas bien”.

La hinchada alba reconoce esto, y partido a partido demuestra el apoyo llenando el monumental y donde les toque jugar. 

«Eso es lo que nos motiva, todos sabemos cuándo se va a llenar el estadio. Se nota en la venta de entradas, estamos al tanto del seguimiento del hincha. Nosotros volvimos a otorgar una identidad de juego, ellos lo reconocen y lógicamente ellos hacen una de las partes más importantes que es venir, alentar al equipo en todo momento, en las buenas y en las malas. Se disfruta mucho ver un estadio tan lindo como el que tenemos nosotros lleno, es una de las cosas más lindas que estamos viviendo”.

Y en el camarín, ¿es cierto que se habla mucho de bajar la estrella número 30?

“El torneo pasado todos los equipos que hoy estamos enfrentando son equipos que le ganaron a Colo-Colo, e hicieron ver mal a otros compañeros. Por eso nos propusimos un objetivo. Los que estuvieron antes, de revancha, y los que llegamos, tratar de aportar una linda mentalidad de que en cada partido podemos mostrar que queremos ser los mejores y eso es lo que nos mantiene sobre la tierra. Mirar cada partido como el más difícil, la final más importante que tenemos y así lo estamos viviendo y disfrutando”.

Para eso el trabajo de Héctor Tapia y Miguel Riffo ha sido clave, ¿Cómo te tomas esto de que los entrenadores sean jóvenes?

“Lo que más reconoce el jugador es el trabajo, no reconoce la juventud o la experiencia. Se acaba la diferencia entre juventud y experiencia entre entrenadores cuando no hay trabajo. Hoy se necesita mucho trabajo ordenado y con objetivos. Nosotros trabajamos muy bien y se está notando. El tiempo va a dar la madurez a nosotros como equipo y a ellos como entrenadores”.

“No dejo de disfrutar el volver a jugar en mi posición”

Del fútbol argentino no tiene los mejores recuerdos, de hecho reconoce que fue bastante adverso y que no lo disfrutó. por eso, su paso por Chile es uno de sus mejores  momentos como futbolista. 

“Volví a sentir el fútbol, a disfrutarlo. Lo había sufrido mucho. En Argentina sufrí no poder mostrar mi potencial, por no estar en mi posición, el volver a jugar de central era un desafío para mí, justo se dio la oportunidad en Ñublense y desde ese primer partido hasta el día de hoy no dejo de disfrutar de volver a jugar en mi posición”.

Al igual que la hinchada, que disfruta de volver a ver a Colo-Colo en lo más alto, ¿qué mensaje le podrías entregar?

“Contento de su apoyo, de escucharlos. En el partido contra Palestino, en un momento aturdió el canto de la hinchada y es hermoso. Eso al jugador le hace sentir tantas cosas inexplicables dentro de la cancha, que no se pueden describir. Ojalá que cada día sea más grato, para que cuando termine esto disfrutemos de un canto de gloria por alcanzar el objetivo”.

Comentarios

comentarios

Revisa también

Esteban Pavez: “Estoy feliz y me enorgullece ser parte de la historia de Colo-Colo”

El volante regresó al “Cacique” tras el llamado a mediados del año pasado. Lo necesitábamos y no lo pensó dos veces. Nuevamente se ganó la camiseta de titular y volvió a convertirse en uno de los referentes del equipo albo, llegando a portar en algunos encuentros la jineta capitán.