martes , septiembre 25 2018

Brayan Cortés: “Si juego debo responder a la gente y cuerpo técnico”

El portero jugó su primer partido oficial como titular ante everton. Reconoció que se siente “feliz” de haber llegado a Colo-Colo y que espera atajar en muchos partidos con el ‘Cacique’.

Por Nicolás Quintanal

Entre los jugadores que se sumaron a Colo-Colo para la temporada 2018, Brayan Cortés es el más joven. En el ‘Cacique’ no dudaron en traerlo como refuerzo, sus condiciones estaban a la vista.
Con solo cinco años se paró bajo los tres palos, y cuando tenía trece, se dio el lujo de abandonar el fútbol por dos temporadas. Sin embargo, Raúl Piña, preparador de arqueros de Deportes Iquique, vio mucho potencial en él y lo invitó a probarse con la Sub15. No se equivocó. Ese fue el comienzo de una explosiva carrera en el arco.
¿Cómo te vio el profesor Piña?
“Me fui a probar a la escuela ‘Dragoncitos’, de Iquique. Había como 200 niños, me llevó un amigo, él no quedó pero yo sí. Después de unas semanas me dijo que me fuera a probar a la Sub 15 de Deportes Iquique y me dejaron. Hubo un mundialito en Bolivia, me fue bien y el técnico de ese entonces me empezó a poner como titular en esa categoría. Cuando ya cumplí los 16 me subieron al primer equipo de Iquique”.
¿Cómo evaluarías el camino para llegar hasta donde estás hoy?
“Fue difícil. Me costó mucho, estar en Iquique sin jugar, fue complicado. Hay que tener paciencia porque entrenar todos los días, a veces en doble jornada, mejorar, y que eso no se traduzca en jugar, duele. A veces uno se deprime, pero me sirvió para aprender y agarrar experiencia. Cuando se da la oportunidad hay que aprovecharla y no soltar más el arco”.
¿Qué tan importante es la familia en esos momentos?
“La familia es lo más importante. Me apoyaron siempre, me retiraban del colegio y luego me llevaban a los entrenamientos. A veces inventaban que iba al doctor, incluso faltaba una semana completa porque había viajes, pero el apoyo fue total. Eso me ayudó mucho para seguir luchando por este sueño”.
¿Pensaste en algún momento que no podrías lograr este sueño?
“Cuando tuve mi primer contrato, incluso ahí, no asimilaba lo que estaba viviendo. Entrenaba porque el fútbol era mi pasión. Cuando uno es chico solo juega, pero como a los 17 años comencé a valorar lo que estaba haciendo, sabiendo que tenía que cumplir una meta”.
¿Qué fue lo que te hizo valorar lo que estabas haciendo?
“Debutar por Iquique. Ahí es cuando le agarré cariño a la gente, yo soy de allá, así que me propuse metas y empecé a luchar por ellas. De a poco se han ido dando”.

La vida en Santiago

¿Cómo es tu vida familiar aquí?
“Estoy viviendo con mi pareja, Vanesa, y mis dijos hijos: Benjamín (4) y Isabella (2). Estamos súper bien, viviendo en Macul, cerca del estadio, así que estoy cerca para venir a los entrenamientos”.
¿Mucha diferencia con Iquique?
“Sí, ha sido difícil adaptarse, sobre todo por los trayectos que son más largos. Me ha costado adaptarme pero estando cerca y con la familia, todo se hace un poco más fácil”.

Debut profesional

¿Cómo recuerdas tu debut oficial en el fútbol?
“Fue Copa Chile. Ganamos 4-0 a Antofagasta y entré porque a (Rodrigo) Naranjo se lesionó al comienzo del partido en un saque de fondo”.
¿Qué sentiste cuando te dijeron: ‘Brayan a la cancha’?
“En el momento fue todo muy rápido, la adrenalina a mil y no pensé nada más que en entrar. Me puse los guantes y ni calenté. Estaba cien por ciento enfocado en el partido, no imaginaba lo que pudiera estar ocurriendo afuera. Cuando termina el partido te das cuenta lo que hiciste en la cancha”.
Llevándolo a Colo-Colo ¿pensaste algún día que jugarías por este club?
“Sí, desde el momento que decidí venir, en mi mente siempre pensé en jugar. Uno se prepara para esto, si a Agustín le pasa algo y me toca jugar, debo responderle a la gente, al cuerpo técnico y ganarme un espacio”.
Al mirar el Estadio Monumental ¿qué sensación te provoca estar aquí?
“Es sacrificio y orgullo. Es el club más grande, estoy feliz atajando. Se siente una presión bonita jugar a estadio lleno, sobre todo con la familia mirando desde afuera”.
¿Es difícil ser el arquero de un equipo tan grande?
“Me lo habían comentado, que era difícil estar debajo de esos tres palos, pero para mí es algo lindo. Mucha gente apoyándote a estadio lleno, eso no se veía en Iquique. Te motiva y lleva a exigirte cada día más para mejorar”.
¿Cambió el algo tu vida al llegar a Colo-Colo?
“No, sigo siendo el mismo, el que se ríe en todo momento. Mi forma de ser no ha cambiado, lo único diferente son las ganas por mejorar”.

Selección Chilena

¿Qué sentiste al ser convocado a ‘La Roja’?
“Me tomó por sorpresa la primera vez que me citaron a la adulta, nunca pensé que sería tan rápido. Me llamaron dos días antes de la nómina y le conté a mi familia como loco, les dije ‘familia, me citaron a la selección’, y no me creían. En esos momentos uno siente que el sacrificio valió la pena, ahí te motivas, sabes que la opción está ahí y hay que ir por más”.
¿Cómo es compartir camarín con los jugadores más experimentados de Chile?
“Pensé que eso iba a ser lo que más costaría, la recepción de los compañeros. Tenía ansiedad por cómo podía ser. Jugar y entrenar no me preocupaba, porque sabía lo que podía dar”.
En ese sentido ¿cómo fueron esos primeros minutos con los referentes?
“Nada que decir, fueron súper acogedores. Llegué como a las ocho de la mañana y estaba Claudio Bravo con Arturo Vidal tomando desayuno. Me dijeron ‘bienvenido, haga lo que tiene que hacer, por algo está acá’. Me dieron toda la confianza”.
En la convocatoria para los amistosos con Suecia y Dinamarca debe haber sido distinto ¿o no?
“Si, ya me conocían, era otra relación. Además que me llevo bien con los más chicos, conozco hace años a Paulo Díaz, Igor Lichnovsky, Nicolás Catillo, Martín Rodríguez y varios más”.

Colo-Colo

¿También tenías ansiedad por el recibimiento en el equipo?
“Pasó algo similar, tenía un poco más de experiencia en ese sentido (risas). En la selección estuve con el ‘Tanque’ (Paredes) y Jorge (Valdivia), entonces ya había conocido a los más grandes de acá. Soy súper cercano a mis compañeros, me gusta hablar harto, reírme y hacer travesuras”.
¿Cómo es tu relación en el camarín con el plantel?
“Todo bien, es un grupo muy bueno, con grandes personas. Es de esos camarines donde uno siempre aprende, hay harta experiencia. Ahí es cuando uno tiene que sacar lo mejor de cada uno”.
¿Cómo fueron los primeros momentos llegando a Colo-Colo?
“Cuando llegué estaban todos, porque era la pretemporada en La Serena. Me recibieron súper bien, me tuve que presentar y cantarles”.
¿Qué significa tener a Esteban Paredes de compañero?
“Siempre lo he dicho, él ‘Tanque’ es un crack, sobre todo por cómo entrena y se prepara para el fin de semana. Además, se nota que tiene mucha tranquilidad dentro del área y siempre puede convertir, la que tiene la clava. Eso termina dando tranquilidad en momentos difíciles donde necesitas hacer un gol”.

Futuro

¿Sueñas con jugar en el extranjero?
“Sí, es una de mis metas, pero hay que ir paso a paso. Primero quiero jugar harto en Colo-Colo, sumar minutos, ser titular y poder irme bien al extranjero”.
Solo por ficción ¿algún país en el que te gustaría jugar?
“España, algo por esos lados yo creo. Me gusta el fútbol español (risas)”.

Comentarios

comentarios

Revisa también

La Copa libertadores en el horizonte de Colo-Colo

El próximo miércoles el ‘Cacique’ irá hasta Sao Paulo para disputar la llave de vuelta …