miércoles , octubre 23 2019

PARTIDO CON HISTORIA: Un empate con sabor a título

Si hay un duelo que los hinchas del Cacique más “noventeros” recuerdan ante Audax Italiano, ese debe ser el del 17 de noviembre de 1996. Ese día, ante un Monumental repleto y en la penúltima fecha del Torneo Nacional, logramos un sufrido empate 1-1 que nos permitió gritar “¡campeones!”.
El equipo de Gustavo Benítez llegaba a la fecha 29 del torneo con la primerísima opción del título. La Universidad Católica de Fernando Carvallo venía de vencer dos días antes a O’Higgins en condición de local, metiendo algo de presión al Cacique, que debía sumar contra los itálicos si quería consagrarse en el Monumental.
El duelo fue tenso, con un Audax aguerrido en el verde césped del David Arellano. Los dirigidos por Roberto Hernández eran el equipo sensación de esa temporada, llegando al duelo con los albos con una importante racha de trece duelos sin conocer la derrota. Ante Colo Colo, en esa tarde de noviembre, los Tanos mostraron un juego, sobre todo en el mediocampo, que por largos ratos complicó a nuestro equipo.
El tanto albo llegó recién a los 62’ del encuentro, promediando la segunda mitad. Nelson Cossio, quien ya se erigía como una de las figuras de la jornada con buenas atajadas, nada pudo hacer ante un bombeado cabezazo de Fernando Vergara, uno que buscó durante todo el encuentro el tanto para el Cacique. El 19 aprovechó un desvío provocado por Basay, enviando el balón al fondo de la red y desatando la locura de Arica a Magallanes. Era el 1-0 y los de Benítez comenzaban a probarse la corona. 
El Eterno Campeón siguió intentando, pero Cossio comenzó a sacar pelotas francamente imposibles, manteniendo solo el 1-0. Esto, sería aprovechado por los itálicos, quienes gracias al talento de Claudio Borghi pudieron dar con el empate en tiempo de descuento. El “Bichi” definió a tres dedos un preciso pase de cabeza de Delgado, enviando con un sutil toque el balón al fondo del arco defendido por Claudio Arbiza. Un verdadero golazo del que unos años más tarde haría historia en la banca popular.
Finalmente, el 1-1 en el marcador no se movería, sellando así la estrella 20 para nuestra historia. En el recuerdo quedaría la imagen de Mario Salas, volante albo que a la televisión declararía: “Es un momento muy especial, muy hermoso. Dan ganas de repetirlo siempre. Esto es para todos los hinchas colocolinos, estoy seguro de que mañana el tecito y el pancito van a estar más ricos”. Esperemos verlo repetir estas palabras a final de año como estratega del Cacique.

Comentarios

comentarios

Revisa también

Gabriel Suazo: “El meter, correr y la garra nunca van a dejar de estar de mi parte”

El formado en casa disfruta con la camiseta de titular del equipo que ama y apunta a lo más alto en el segundo semestre. “Queremos ir por ese liderato para ganar otra estrella más”, asegura con fe.