domingo , noviembre 10 2019

¡Fue contra Wanderers! La ’30’: Un festejo inolvidable

Precisamente frente a Santiago Wanderers, hace dos años, Colo Colo alcanzaba la simbólica estrella en el Monumental.

El Campeonato de Clausura 2014 tuvo a un Colo Colo puntero, prácticamente de comienzo a fin. El elenco que era dirigido por Héctor Tapia cumplió una muy buena campaña, que pudo coronar a falta de tres fechas para el final de la competencia.

El 13 de abril de ese año, en un mediodía extrañamente caluroso para la época, el cuadro Albo recibía a Santiago Wanderers. La ventaja del “Popular” era tal, que una victoria le alcanzaría para ser campeón, aún con dos compromisos más por jugar.

Como era de esperar, la ruca fue una verdadera caldera. Más de 45 mil hinchas llegaron a buscar el festejo que desde hace años venía atorado. La estrella 30 estaba a la vuelta de la esquina, pero primero había que quedarse con esas tres unidades, ante un elenco que venía herido por el voraz incendio que había afectado al Puerto un día antes.

Colo Colo salió con todo a buscar ese gol tan esperado, pero los de Valparaíso, dieron dura pelea. El “Cacique” intentaba por todos los medios, pero una y otra vez se encontraba con el joven Gabriel Castellón, que se convirtió en una de las figuras del encuentro. Sin embargo, sobre el final de la primera etapa, Felipe Flores recibió en el área y no perdonó, vulnerando, por fin la estantería Caturra. Era el 1-0 y el comienzo de una fiesta inolvidable en Macul.

En el complemento, Colo Colo quiso más, pero no hubo caso y así fue pasando el tiempo hasta que sonó el pitazo final que coronó al cuadro más ganador del país con su ansiada estrella 30.

Ese día, Héctor Tapia mandó a los siguientes jugadores a la cancha: J. Villar; G. Fierro, C. Vilches, J. Barroso, L. Pavez; E. Pavez, J. Valdés, E. Vecchio (73’ M. Vidangossy); J. P. Fuenzalida (89’ S. Toro), F. Flores, J. Delgado (77’ M. Olivi).

Comentarios

comentarios

Revisa también

PARTIDO CON HISTORIA: Un empate con sabor a título

La tarde del 17 de noviembre de 1996 el Cacique de Gustavo Benítez necesitaba, en la penúltima fecha del torneo, una igualdad ante Audax Italiano. El 1-1 final, con gol de Fernando Vergara, coronó un año con los albos en lo más alto.