martes , mayo 21 2019

La sufrida tarde en que levantamos la estrella 26 de la mano de ‘chupete’

La primera mitad del 2007 marcó como el Colo-Colo de Claudio Borghi levantó su estrella 26 en una apretada lucha punto a punto con Universidad Católica. El Cacique se vio apretado tras un gran inicio en el torneo, pero con un plantel lleno de jerarquía logramos consagrarnos como campeones.
El duelo definitorio se jugó el 16 de junio, precisamente ante Palestino, en el Estadio Monumental. Los dirigidos de Borghi llegaron al encuentro con 44 unidades, solo una más que Universidad Católica. Los ‘Cruzados’ visitaban a Coquimbo Unido en la cuarta región en la última jornada. Ambos duelos se jugaron en paralelo.
El trámite para el Cacique comenzó complicado, ya que los dirigidos de Jorge Aravena se plantaron de buena forma en césped de Pedrero, con un buen orden defensivo que no dejó elaborar al gran fútbol que exhibió el ‘Popular’ durante la temporada.
El asunto parecía complicarse a los 38’ del primer tiempo, ya que desde la cuarta región llegaba la información de que la UC vencía por 1-0, tras tanto el de Esteban “Bichi” Fuertes mediante lanzamiento penal. Con ese resultado y la igualdad de Colo-Colo, los campeones eran los precordilleranos.
En el segundo tiempo reinaba el nerviosismo en el Monumental, ya que el Cacique no daba con la llave del gol. Hasta que llegó el esperado momento.
Minuto 77 en el reloj. Giovanni Hernández jugó con Edison Giménez, quien tras largos segundos le entregó la pelota a Humberto Suazo. “Chupete”, con un sutil toque con el borde exterior de su pie derecho, habilitó a José Luis Jerez, quien le devolvió la gentileza al delantero entregándole el balón al centro del área. Ahí, donde varios se ponen nerviosos, el 26 albo finiquitó como los más  grandes, causando el júbilo total de las 45 mil almas que llegaron a ‘La Ruca’.
Los minutos corrieron, la UC anotó nuevamente en Coquimbo, pero ya no importaba. El Cacique vencía por 1-0 en un complicado encuentro y sellaba un torneo casi perfecto, donde solo tuvo una derrota y demostró ser el equipo más dominante del país con un notable tricampeonato. 
Humberto Suazo, “El hombre venido del planeta gol”, como en tantas jornadas volvía a vestirse como el héroe.

Comentarios

comentarios

Revisa también

A seguir sumando con nuestra gente

El Cacique enfrenta a Palestino por la duodécima fecha de Campeonato Nacional y saldrá a buscar una victoria para seguir acercándose al líder.