lunes , noviembre 11 2019

Remontada de la mano de un Paredes intratable

El partido más emotivo entre Colo-Colo y San Luis se jugó hace casi un año y tuvo al histórico artillero como principal protagonista.

No fue hace mucho y por lo mismo el recuerdo está fresco. Pero cuando un jugador cumple una actuación como la que tuvo Esteban Paredes el domingo 30 de octubre del año pasado, no alcanzan las páginas ni las palabras para retratarlo. Y es que con desempeños a ese nivel el delantero ha quedado en la historia grande de Colo-Colo y es considerado como uno de los más grandes ídolos de la institución.

Ese día, en un duelo válido por la fecha 10 del Campeonato de Apertura, al que llegaron más de 20 mil fanáticos al Estadio Monumental, todo parecía indicar que el cuadro albo sufriría una derrota histórica contra San Luis de Quillota. Jugando de contra y siendo muy efectivo, el elenco de Miguel “Cheíto” Ramírez llegó a estar 3-0 arriba antes que finalizara la primera fracción.

Nadie entendía mucho lo que pasaba en la cancha. Los “Canarios” se pusieron en ventaja rápidamente. A los 4’ el trasandino Alejandro Fiorina apareció solo en el área chica del “Cacique” para el 1-0. La sorpresa sería aún mayúscula, cuando a los 34’ Gastón Sirino marcó el segundo tanto del encuentro mediante lanzamiento penal. Y cuando se esperaba la recuperación del local, nuevamente Fiorina enmudeció al Monumental a los 41’, aprovechando un rebote luego de un lanzamiento de esquina.

Pero el marcador en contra no desanimó ni a los jugadores albos ni mucho menos a la hinchada, que jamás dejó de alentar al equipo. El comienzo de la segunda fracción fue sumamente vertiginoso para Colo-Colo, que encontró en Esteban Paredes el baluarte necesario para iniciar la remontada.

A los 50’ “El Tanque” puso el primer descuento y la esperanza alba. El equipo comenzó a jugar de gran manera y se fue en búsqueda de la hazaña. A los 74’, aprovechando un grueso error en la salida del elenco visitante, llegó el parcial 2-3. Y a ocho minutos del final, Paredes culminó su enorme jornada y coronó el hattrick con un cabezazo que dejó sin reacción al meta forastero para decretar el empate, más que merecido por la forma en la que Colo-Colo encaró el duelo pese a la enorme desventaja.

Comentarios

comentarios

Revisa también

PARTIDO CON HISTORIA: Un empate con sabor a título

La tarde del 17 de noviembre de 1996 el Cacique de Gustavo Benítez necesitaba, en la penúltima fecha del torneo, una igualdad ante Audax Italiano. El 1-1 final, con gol de Fernando Vergara, coronó un año con los albos en lo más alto.